jueves, 20 de noviembre de 2008

Importancia de principios y valores

Vivimos en un mundo que crece aceleradamente en el ámbito económico, científico y tecnológico pero se ha quedado corto en el desarrollo y aplicación de los valores humanos.
Estos valores son implantados en todas las personas por el Creador. Entiéndase por valores todo lo que es de valor para una persona. Es decir, lo que él y ella interiorizan a partir de sus expectativas, la formación familiar y la convivencia social. Los valores se aprenden y se forman como estructuras en cada persona. Hay valores personales, familiares, sociales, religiosos.

Sin embargo, el comportamiento desobediente a las normas Divinas dañó toda la humanidad y ocasionó estancamiento y alejamiento de los propósitos eternos y trascendentales delineados para nuestra felicidad y realización. Por tal motivo, se hace necesario indagar, conocer y descubrir los aspectos indispensables para una convivencia armónica, tales como valores morales y éticos que nos posibiliten crecimiento y acercamiento a Dios, al prójimo y a nosotros mismos. La interiorización y vivencia diaria de estos principios nos permitirá llenar las expectativas de las exigencias modernas.

Los principios son los lineamientos que establece la persona para su actuar diario. Algunos de estos son universales, otros culturales y otros son el resultado de una nueva vida en Jesús. Los valores no como teoría, sino como práctica se establecen como principios rectores o lineamientos de nuestro comportamiento.

La sociedad actual vive muy preocupada por presentar una educación moderna, brindar comodidad, bienestar a todo nivel y contribuir a nuevos descubrimientos. No obstante, los seres humanos como personas integrales, con sensibilidad, voluntad e intelecto no se encuentran satisfechos. Cada día se incrementa el número de problemáticas sociales, familiares y personales, las cuales se exteriorizan de múltiples formas.

Una de las formas como se exterioriza está perdida de valores y principios de vida éticos, es la violación y el abuso sexual, incluidas todas las formas de maltrato y violencia intrafamiliar, en especial, contra niños, mujeres, ancianos y personas en desventaja.

Es imprescindible que revisemos los principios de conducta, comportamiento y educación que todos hemos recibido. Algunos de estos deben ser modificados por principios de respeto a la vida, promoción de la dignidad humana y respeto a la autoridad. Claro está, esto no será posible hasta tanto, todos volvamos nuestra mirada al Creador y Sustentador de todas las cosas, a quien debemos de dar cuentas.

Este artículo llama la atención a volver a nuestro Creador para que nuestras prácticas éticas y morales sean acorde a la voluntad suprema y de esta forma, podamos vivir en una sociedad más armónica, justa y solidaria. De lo contrario, estaremos cada día caminando en abierta contravía a sus lineamientos, y por tanto, aguardando la reprensión justa debida a nuestro extravío, la cual vendrá retributivamente a quienes sabiendo hacer lo bueno no lo hacen, si no que se deleitan en hacer lo malo de manera responsable.
Por: Ismael Quintero Rojas

1 comentario:

Amandaa dijo...

Adsfhgjlkwretuyipozcxvnbmqñ ú___ù es realmente desecepcionante ver como la astrología se come a un cabllo mientras se pinta las uñas de los pies de color amarillo verdoso.

NO VOTES POR PEPE JONAS SI QUIERES UN MAÑANA CON QUESO AZUL PARA TUS PRIMOGÉNITOS!

------

Muy buena página estimado señor. Mis aplausos y felicitaciones.